Ya hicieron su firme irrupción las corvinas en las playas del norte de la costa atlántica. Los pescadores de parabienes, con una especie para disfrutar muy cerca de la Capital Federal. (Nota original publicada en Weekend).

Ya hicieron su firme irrupción las corvinas en las playas del norte de la costa atlántica. Los pescadores de parabienes, con una especie para disfrutar muy cerca de la Capital Federal.

A la hora de pensar en las ansiadas vacaciones, tras un año olvidable como este pandémico 2020, pica en punta un destino poco distante de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, el punto norte de los 96 kilómetros del Partido de la Costa, la localidad de San Clemente del Tuyú, un pesquero con distintas opciones de pesca, buenas canaletas a tiro de caña y una rica variada costera.

La amplitud de lugares para pescar es un punto que la diferencia de otros distritos cercanos. A Punta Rasa, el espléndido point de playa en la zona norte, lo sigue Tapera de López, rendidor pesquero, tanto de costa, donde es posible cobrar pejerreyes a flote, mientras la familia disfruta de fogones, sombra, juegos y una excelente proveeduría con restaurante, como hacerlo embarcados, yendo en búsqueda de la variada, las “Flechas de Plata” y grandes chuchos. El radar, es otro punto pesquero de excelencia, donde podemos cobrar una muy rica variada. El muelle, en Costanera y Diagonal 63, está habilitado por estos días de 9 a 23, con los protocolos sanitarios de distanciamiento, uso de barbijo y demás detalles que ya sabemos de memoria, tras más de medio año de cuarentena. Al norte, camino a Las Toninas, nos encontramos con playas muy rendidoras, como el vivero y el 314, que hace alusión a la altura que corresponde del kilómetro de la Autovía 11.

En tiempos donde no podemos transitar libremente las rutas, los amigos como Marcos Bertolini nos mantienen al día de la actividad en estos ámbitos, tanto para nuestro mapa del pique de Weekend, que publicamos los viernes, como con la actualidad diaria. Este fin de semana, junto a Raiquen Bellini y Andrés Montenegro, pasaron por su bunker de La 52, en búsqueda de un buen surtido de vituallas piscatorias, para realizar una pesca costera en las playas del partido. Aprovecharon que estaban recién llegadas las carnadas, y eligieron el surtido que mejor podía rendir: Anchoas, langostino, camarones y una de las más pedidas en estos tiempos, el filet de carpa, que bien fresco, no es fácil de conseguir en los comercios de la zona, pero en La 52 está y es una tentación para la variada.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es 2610pescacorvinas-1066298.jpg

Todas las playas citadas rindieron muy bien el fin de semana, con canaletas cercanas a la costa, con buena profundidad. En el lugar, armaron los equipos compuestos por cañas largas (4 a 4.50 m), reeles frontales y rotativos cargados con nylon 0,23 a 0,28 mm, dependiendo la baquía y el gusto del pescador, con un chicote, en su mayoría, de 0.70 mm. Aparejos de uno o dos anzuelos N° 3/0 y 4/0, con baitclips, y plomos de destrabe entre 125 a 180 g. Los encarnes atados, como corresponde, con el tradicional hilo mágico, con una prolijidad que parecen más de las manos de un cirujano que de un pescador. Los lances fueron a distintas distancias, lográndose capturas tanto cerca como poniendo el plomo bien lejos, y con todo tipo de carnadas, ya que con todas picaban las rubias.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es 2610pescacorvinas-1066300.jpg

Nos contaba Marcos que los piques se dieron inmediatamente, siendo la corvina la vedette del día de pesca, la mayoría chicas. Salieron piezas que orillaron los 500 g, hasta algún ejemplar, los menos, cercano a los 2 kilos holgadamente, en cantidad y en todas las cañas, lo que dejó conformes al grupo de pescadores. Un día pesado, con una tormenta que se avecinaba para la siguiente jornada, hizo que aparecieran los bagres en un momento, y haciendo presencia, algún pejerrey de buen porte. Hay muchísima almeja, y por ella va la corvina, especie que demostró que ya irrumpió fuerte en las playas de San Clemente, como en gran parte de las costas bonaerense, y ahora, sin duda, será la vedette por excelencia. Habrá que agendar este punto como una gran posibilidad de pesca este verano 2020-2021, ya que con el correr de los días, no sólo saldrá cantidad, sino también, calidad.