Se viene una controvertida medida en Neuquén, de cara a la inminente apertura de pesca de truchas en la Patagonia.

La ministra de Turismo, Marisa Focarazzo indicó que la actividad estará controlada por autoridades provinciales como municipales y, en una primera etapa, quienes provengan de afuera de la provincia sólo podrán pescar en compañía de guías habilitados.

Esta medida generó un total rechazo de distintas Asociaciones de Pesca con Mosca y pescadores del país, no es oficial, pero ya dio que hablar.

Según indicó Focarazzo, los guías de pesca, quienes han realizado las capacitaciones y protocolos pertinentes para la actividad, acompañarán a quienes ingresen a Neuquén. La pesca individual podrá realizarse más adelante, aunque no se precisó la fecha.

«En la primera etapa vamos a acompañar a la gente a que vaya con nuestros guías de pesca. Si sos una pescadora individual, eso será posterior. En un primer inicio, la idea es generar la oportunidad a nuestros prestadores que han hecho las capacitaciones y han creado un protocolo específico. Ellos van a declarar que llegan turistas a pescar», explicó la funcionaria.

Respecto a los permisos en la Patagonia, informó que se está trabajando en la posibilidad de su obtención de forma virtual a través de una aplicación.

El reglamento, en horas estará publicado en la web: http://www.reglamentodepesca.org.ar/

Otra cuestión a determinar será la posibilidad de traslado, algo que hoy es una complicación sobre todo para aquellas localidades con transmisión comunitaria de coronavirus.

«Si seguimos en esta misma condición, en la capital van a poder ir a pescar al Río Limay o al Río Neuquén», dijo la titular de la cartera de turismo al portal LM Neuquén.

Deja mucha tela para cortar esta medida si se concreta, más en una pesca donde los habitúes de la zona, en muchos casos, conocen como la palma de su mano los pesqueros, y tendrán que desembolsar importantes montos en los guías locales.

Lee también: Martes de Lenguados en Mar Chiquita