Un grupo de amigos de las localidades de San Pedro y Oberá vivieron una experiencia inolvidable. Una dura pelea de 3 horas y media para concretar una captura soñada, que luego fue devuelta al agua.

Con un bolso lleno de ilusiones, como cada vez que salimos a pescar, un grupo de amigos oriundos de las localidades misioneras de San Pedro y Oberá se embarcó en las aguas del Río Paraná en búsqueda de los grandes ejemplares que posee este estuario, pero ni el más optimista soñó dar con la captura de un manguruyú de 1,50 metros y 80 kilos de peso. 
La pesca se concretó en cercanías de Itá Ibaté, en la provincia de Corrientes, con una lucha que duró más de tres horas, y tras la sesión de fotos para el recuerdo, el grupo de pescadores devolvió el ejemplar a su hábitat natural para que siga viviendo. Cabe recordar que el manguruyú es una especie protegida cuyo sacrificio está terminantemente prohibido.  
René Giménez, Cristian Davidsen, Iván López y Hugo Kuziw fueron los integrantes de la salida, junto al guía Lalo Pesca (Tel.: 3781410391), quien opera en la zona desde hace tiempo y conoce los pesqueros como la palma de su mano. 
Iván López, todavía emocionado por la captura, nos contaba a Weekend que salió con artificial y demoraron tres horas y media en concretar la extracción. Picó 10.15 de la mañana y lograron sacarlo a las 13.45 hs. En su página de Facebook «Pa jode noma» comparte el video de los momentos más importantes, mientras siguen pescando en la zona, soñando con otro peso pesado. Las dimensiones del ejemplar y la posibilidad de devolver un pez en peligro de extinción hace más inolvidable el momento que vivió esta barra de pescadores. Felicitaciones !!!!

Nota publicada en Weekend.