Hoy 3 de julio llegó una noticia que nos duele, esas que no queremos escuchar. Se nos fue César Martin, un cacho grande de la historia de la pesca de Tandil, con una trayectoria intachable en la presidencia del club Defensores de Belgrano, entidad que presidió hasta el final.
Cesar era de esos tipos que se hacía querer, que tenía una anécdota para todo y que cuando se ponía una camiseta la defendía a capa y espada, como fue con el club. Un Club que en más de 15 años de presidencia, le dio miles de buenos momentos y alguna que otra historia agría, porque los pescadores solemos hacer renegar a los dirigentes, pero el siempre estaba para poner la cara y terminar las asperezas que duraban muy poquito. Me pasó en lo personal, algún chispazo que nos cruzo, pero a los pocos días estaba bajando de la camioneta e invitándome a un café para aclarar los tantos. Eso era César, de esos seres humanos que pregonaba la amistad, que hacía un culto del respeto y la camaradería, pero por sobre todo, la practicaba. Daba el ejemplo.


Tuve el gusto, en poco más de una década que pude compartir momentos a través de la pesca, de compartir alguna salida a pescar, esas dónde lo piscatorio pasa a segundo plano. «Te prometo que a la vuelta te dejo hablar», me decía «El Presi», no había caso.. el regreso era igual, porque tenía tanto para contar, tantas cosas vividas, tanto camino recorrido que era un verdadero placer escucharlo, recibir algún que otro consejo y reírnos con tantas anécdotas de una vida en TGS, en el Club y de la familia, a la que siempre destacaba orgulloso.
Gracias por el respeto desde el primer día, por el apoyo a pescadores que no estábamos en tu club pero no dudaste en abrirnos las puertas de la institución. Por la invitación a cada cena, en cada fin de año, en cada aniversario. Por las visitas en la radio, las llamadas con las novedades. Por los buenos momentos en la Carnicería de Carlitos. Gracias por la última visita en La Boutique, dónde por obvias razones no pudimos compartir un mate pero si pude disfrutar de esas historias de vida que a los que nos gusta escuchar «a los más viejos», con cariño como siempre digo, disfrutamos tanto.
Con César se fue un gran ser humano, un tipo con un montón de cualidades que los distinguían, se nos fue un amigo, un consejero, una persona extraordinaria que daba gusto escuchar. Como siempre digo, debemos quedarnos con los gratos momentos vividos en las clásicas peñas, en alguna pesca, en los negocios del ramo o donde haya sido. Se nos fue físicamente pero estará siempre en cada juntada, en cada «excursión de pesca» como le gustaba que nombre, en cada momentos que comparta cada uno con los que honró con su amistad.
Adiós César querido. Te vas a encontrar con muchos amigos que te estaban esperando para ir a pescar estrellas, el Blas estaría poniendo a punto el tractor y el resto preparando «los víveres» para «la excursión».. Acá, quédate tranquilo que te vamos a extrañar.

Por Jorge Virgilio

Pescador y Comunicador de Pesca Deportiva. Tandilense. Conductor de Planeta Pesca en Radio Mitre Tandil. Colaborador Weekend. Fana de Santamarina y Boca.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.